Guardería rural con drones

Los Guardas particulares de Campo en sus distintas modalidades, ejercerán las funciones de vigilancia y protección de las fincas rústicas, las fincas de caza, etc..., en cuanto a los distintos aspectos del régimen cinegético, en los establecimientos de acuicultura y zonas marítimas protegidas con nes pesqueros, en colaboración con los funcionarios que prestan sus servicios en esta materia para evitar daños, en especial a los cultivos, a la ganadería, bosques y acuíferos, así como a otros tipos de propiedad.

Tratando de controlar posibles actuaciones en contra del medio sobre el cual se actúa, ya sea por agentes físicos o humanos y así establecer planes de prevención en situaciones perjudiciales para el territorio en materia de Medio Ambiente.

Podemos vigilar y controlar amplias extensiones realizando una labor preventiva para cooperativas así como propietarios privados, evitando hurtos y controlando accesos a los campos, maximizando el tiempo y reduciendo costes.


  • Evitar robos y hurtos de animales y cosas
  • Velar por la conservación del entorno natural
  • Denunciar cualquier modificación del dominio publico velando por la adecuada conservación de vías pecuarias y caminos rurales.
  • Denunciar cualquier forma de contaminación o ataque al Medio Ambiente